Platón: Más que un Filósofo

Platon
Platon

Un Visionario de la Humanidad

Platón: su vida y su tiempo.

Platón, uno de los filósofos más influyentes de la antigua Grecia y de toda la historia de la filosofía occidental, nació en Atenas alrededor del año 427 o 428 a.C. Como discípulo de Sócrates y maestro de Aristóteles, Platón desempeñó un papel fundamental en el desarrollo del pensamiento filosófico y político de su tiempo, dejando un legado que ha perdurado a lo largo de los siglos.

La vida de Platón se desarrolló en un período crucial de la historia griega conocido como la “Edad de Oro de Atenas”, durante el siglo V a.C. Esta época fue testigo de un florecimiento cultural, político y filosófico sin precedentes en la antigua Grecia, con figuras destacadas como Sócrates, Pericles y Heródoto.

Platón pensador para la historia.
Platón pensador para la historia

Platón nació en una familia aristocrática y recibió una educación sofisticada en las artes, la música, la poesía y las enseñanzas de los filósofos presocráticos. A una edad temprana, se sintió atraído por la filosofía y se convirtió en discípulo de Sócrates, quien influyó profundamente en su pensamiento y enfoque filosófico. Sin embargo, tras la ejecución de Sócrates en el año 399 a.C., Platón se distanció de la vida política de Atenas y viajó por el Mediterráneo, donde continuó su educación y desarrolló sus propias ideas filosóficas.

En el año 387 a.C., Platón fundó la Academia en Atenas, considerada la primera institución de educación superior en Occidente. La Academia se convirtió en un centro de aprendizaje donde Platón y sus discípulos exploraron una amplia gama de temas, incluyendo filosofía, matemáticas, ciencia política y ética.

La filosofía de Platón abarca una amplia variedad de temas, pero está profundamente influenciada por la búsqueda de la verdad, la justicia y la virtud. En sus obras más conocidas, como “La República”, “El Banquete” y “Fedón”, Platón expone su teoría de las Ideas o Formas, argumentando que el mundo sensible es una mera copia imperfecta del mundo de las Ideas, que son eternas, inmutables y perfectas.

Además de su contribución a la filosofía, Platón también incursionó en la política, escribiendo extensamente sobre el ideal de una sociedad justa y gobernada por filósofos-reyes. Su influencia en la política y la filosofía ha sido duradera, y su obra continúa siendo objeto de estudio y debate en la academia y más allá.

Platón falleció alrededor del año 347 a.C., pero su legado sigue vivo en la actualidad, inspirando a generaciones de pensadores y filósofos con su profunda reflexión sobre temas fundamentales como la verdad, la justicia y el bienestar humano. Su impacto perdurable en el pensamiento occidental lo consagra como una de las figuras más destacadas y reverenciadas en la historia de la filosofía.

Frases de Platón

Podemos perdonar fácilmente a un niño que tiene miedo de la oscuridad; la verdadera tragedia de la vida es cuando los hombres tienen miedo de la luz.

La mayor declaración de amor es la que no se hace; el hombre que siente mucho, habla poco.

La libertad está en ser dueños de la propia vida.

Todo es flujo, nada se queda quieto.

Aprendiendo a morir se aprende a vivir mejor.

La necesidad es la madre de la invención.

Nunca hay desanimar a nadie que continuamente hace progresos, no importa lo lento que vaya.

La ignorancia es la raíz y el tronco de cada mal.

Cualquier hombre puede fácilmente hacer daño, pero no todos los hombres pueden hacer el bien a otro.

El hombre es un ser en busca de sentido.

Palabras falsas no sólo son malas en sí mismas, sino que infectan el alma con el mal.

El principio es la parte más importante del trabajo.

Todo lo que sé es la medida de mi propia ignorancia.

De todos los animales, el niño es el más difícil de manejar.

Todo lo que se llama estudiar y aprender no es otra cosa que recordar.

La música es para el alma lo que la gimnasia para el cuerpo.

El hombre inteligente habla con autoridad cuando dirige su propia vida.

La medida de un hombre es lo que hace con el poder.

Si bien buscas, encontrarás.

La pobreza no viene por la disminución de las riquezas, sino por la multiplicación de los deseos.

Debemos buscar para nuestros males otra causa que no sea Dios.

El carácter es simplemente un hábito largo y continuado.

Las buenas acciones nos dan fuerza a nosotros mismos e inspiran las buenas acciones de los demás.

La escritura es la geometría del alma.

Hay en cada uno de nosotros, incluso aquellos que parecen ser los más moderados, un tipo de deseo que es terrible, salvaje y sin ley.

La mejor tumba es la más sencilla.

Si se espera que las mujeres hagan el mismo trabajo que los hombres, debemos enseñarles las mismas cosas.

Los sabios hablan porque tienen algo que decir; los tontos porque tienen que decir algo.

Enlaces y Referencias

Wikipedia
Filósofos y Pensadores