Profesión: abuelo canguro.

Abuelos canguros
Abuelos canguros

Un rol frecuente y exigente.

Tabla de Contenidos

El abuelo canguro es aquel que se ocupan del cuidado de sus nietos de forma habitual o puntual, debido a las dificultades de conciliación laboral y familiar de los padres. Este fenómeno se ha incrementado en los últimos años, especialmente en España, donde se estima que el 40% de los abuelos cuidan de sus nietos a diario. En este artículo, vamos a analizar las causas y consecuencias de este rol, así como las ventajas y desventajas que tiene para los abuelos y los nietos. También ofreceremos algunas recomendaciones para que los abuelos canguro puedan ejercer su función de forma saludable y satisfactoria.

Causas y consecuencias del abuelo canguro

Las principales causas que han propiciado el surgimiento del abuelo canguro son las siguientes :

  • La incorporación de la mujer al mercado laboral, que ha supuesto un aumento de la demanda de cuidados infantiles.
  • La crisis económica, que ha reducido los ingresos familiares y ha dificultado el acceso a servicios de guardería o niñeras.
  • La falta de políticas públicas de apoyo a la conciliación, que no ofrecen suficientes recursos ni flexibilidad horaria a los trabajadores con hijos.
  • La confianza y el afecto que los padres tienen hacia los abuelos, que los consideran los mejores cuidadores para sus hijos.

Estas causas han generado una serie de consecuencias, tanto positivas como negativas, para los abuelos, los nietos y los padres. Algunas de ellas son las siguientes :

  • Los abuelos canguro se sienten útiles, valorados y queridos por sus nietos, lo que mejora su autoestima y su estado de ánimo.
  • Los abuelos canguro mantienen una relación estrecha y afectiva con sus nietos, lo que favorece el desarrollo emocional y social de los niños.
  • Los abuelos canguro se mantienen activos y estimulados, lo que previene el deterioro cognitivo y físico asociado al envejecimiento.
  • Los abuelos canguro pueden sufrir estrés, cansancio y sobrecarga, lo que afecta a su salud y a su calidad de vida.
  • Los abuelos canguro pueden tener conflictos con los padres por las diferencias de criterio en la educación de los nietos, lo que genera tensión y malestar en la familia.
  • Los abuelos canguro pueden descuidar sus propias necesidades, intereses y proyectos, lo que limita su autonomía y su bienestar personal.

Ventajas y desventajas de los abuelos canguros

Como hemos visto, el rol de abuelo canguro tiene aspectos positivos y negativos, tanto para los propios abuelos como para los nietos y los padres. A continuación, vamos a resumir algunas de las ventajas y desventajas que implica este rol :

Ventajas

  • Los abuelos canguro ofrecen un cuidado afectivo, seguro y personalizado a sus nietos, lo que les aporta estabilidad, confianza y seguridad.
  • Los abuelos canguro transmiten valores, experiencias y conocimientos a sus nietos, lo que les enriquece cultural y moralmente.
  • Los abuelos canguro facilitan la conciliación laboral y familiar de los padres, lo que les permite trabajar con tranquilidad y mejorar su economía.
  • Los abuelos canguro contribuyen al bienestar social, al asumir una función que debería corresponder al Estado o al mercado.

Desventajas

  • Los abuelos canguro pueden sentirse explotados, obligados o presionados por los padres, lo que les genera frustración, resentimiento y culpa.
  • Los abuelos canguro pueden interferir en la autoridad, la responsabilidad y la intimidad de los padres, lo que les resta autonomía y protagonismo en la crianza de sus hijos.
  • Los abuelos canguro pueden sobreproteger, consentir o malcriar a sus nietos, lo que les impide desarrollar su independencia, su autocontrol y su capacidad de afrontar las dificultades.
  • Los abuelos canguro pueden perjudicar su salud, su ocio y su vida social, al dedicar demasiado tiempo y esfuerzo al cuidado de sus nietos.

Recomendaciones para los abuelos canguros

Para que el rol de abuelo canguro sea una experiencia positiva y enriquecedora, tanto para los abuelos como para los nietos y los padres, es importante seguir una serie de recomendaciones :

  • Los abuelos canguro deben cuidar de sus nietos de forma voluntaria, no por obligación o imposición. Deben expresar sus deseos, sus límites y sus condiciones a los padres, y negociar con ellos el tiempo, el modo y la frecuencia del cuidado.
  • Los abuelos canguro deben respetar el estilo educativo de los padres, y no contradecirlos ni criticarlos delante de los nietos. Deben seguir unas normas y unos hábitos coherentes con los que se aplican en el hogar de los niños, y consultar con los padres cualquier duda o problema que surja.
  • Los abuelos canguro deben fomentar la autonomía, la creatividad y el aprendizaje de sus nietos, y no sobreprotegerlos, consentirlos o resolverles todo. Deben ofrecerles actividades variadas, divertidas y estimulantes, adaptadas a su edad y a sus gustos, y aprovechar para compartir experiencias y conocimientos.
  • Los abuelos canguro deben cuidar de su salud, su ocio y su vida social, y no descuidar sus propias necesidades, intereses y proyectos. Deben reservar tiempo y espacio para ellos mismos, para su pareja, para sus amigos y para sus aficiones, y buscar apoyo profesional o familiar si lo necesitan.

Conclusión

Los abuelos canguro son una realidad cada vez más extendida en nuestra sociedad, que tiene ventajas e inconvenientes para todas las partes implicadas. Para que este rol sea beneficioso y satisfactorio, es necesario que los abuelos, los nietos y los padres establezcan una relación basada en el respeto, la comunicación y el acuerdo, y que los abuelos cuiden de sus nietos sin olvidarse de cuidarse a sí mismos.

 

Familia